sábado, 10 de marzo de 2012

 Cambio de rutina. Odiado cambio de rutina que lo único que modifica para bien son mis horas de sueño.
 Ir a clases en turno vespertino logra que duerma hasta las 16. No me gusta la idea, prefería levantarme temprano y tener la tarde libre, en fin. El primer día fue lo más aburrido de la historia, conseguimos los asientos del fondo. Eso es bueno.
 Las profesoras parecían no parar de hablar, en especial la de ''Política y ciudadanía''. El calor era insoportable al igual que la humedad, esa tormenta que condimentó mi primer día de clases e hizo que este sea aún más enervante, fue épica...
 Creo que aquel fue el recreo más esperado, por lo menos por mi parte. Y aquella salida igual.
 Para colmo tenía un par de problemas con el tarado de mi novio, y mi humor era tan malo como pocas veces lo fue... Por lo tanto no toleraba a nadie, y nadie me toleraba a mí como consecuencia de mi humor de mierda.
 Por suerte en casa todo estaba bien y a los dos días siguientes no tenía que ir (la ventaja de ir a escuelas estatales) a esa prisión que ya, desde el primer día, no aguantaba. 
 Ese mismo día me enteré que el recital de ''Las pastillas del abuelo'' se pasaba para un mes y una semana después y se habían agotado las entradas, las cuales no había comprado todavía. La angustia que sentí al momento de enterarme de eso hizo que mi día fuera aún peor.
 Creo que no me quedan palabras para seguir describiendo lo pésimo que fue aquel día. 

1 comentario:

Pascuala dijo...

ME gusta que adores escribir y leer!! Ademas me encanta la personalidad que le has dado a tu blog =)

Te dejo mi blog!! eres-vintage.blogspot.com nos seguimos! :)

Este blog esta dedicado a todos aquellos peregrinos en su propio hogar.. Porque SOMOS ÚNICOS, Porque a pesar de la adversidad y las pruebas diarias, SOBREVIVIMOS!!... Extravantes y hasta a veces chocantes! Porque recolectamos sentimientos,palabras y recuerdos

Publicar un comentario