domingo, 26 de febrero de 2012

Morir de amor.

 Ella no era perfecta, para nada. Su cabello no era el mejor, tampoco sus ojos ni su contextura física, pero estaba conforme con lo que era.
 Él tampoco era perfecto, aunque su forma de mirar a los demás siempre fue especial. Era consciente, al igual que ella, que no eran perfectos. Ambos lo sabían, pero se aceptaron con sus defectos y sus virtudes.
 Ella era muy sentimental, se encariñó demaciado rápido. Más de lo que debería...
 Ambos se necesitaban mutuamente para subsistir, ambos dependían de el otro para ser felices...
 Cierto día uno de los parientes de Jennifer falleció, por lo que ella se vio obligada a ir a su ciudad de origen. Donde vivía su ,ahora difunto, tío.
 Este viaje no debería durar más de un par de meses en los que ella viviría con la viuda, ya que necesitaba consuelo y Jennifer era su unica familia.
 Luego de aparentes infinitas lágrimas por parte de ella y él, lograron despedirse de una vez y ella emprendió su viaje. Mientras el tren se alejaba, Axel sostenía cada vez con más fuerza un pañuelo de Jennifer. Era lo único que quedaría de ella.
 Jennifer no lograba contener sus lágrimas, lo necesitaba más que a cualquier otra cosa. No podía soportar el alejarse de él por más de un par de semanas...
 Al llegar al aeropuerto una pobre y enferma anciana se topó con ella y le dió un sobre, le advirtió que no debería abrirlo hasta que volviera a ver al ser que más amaba.
 Una vez dentro del avión , desovedientemente, abrie el sobre, un sobre viejo y algo maltratado. Estaba vacio. Ella, obviamente no logró entender el por qué de esta inesperada situación, lebemente asustada se deshace del sobre y saca una foto de Axel, nuevamente su cara se humedece después de horas de llanto.
 Al llegar a Londres se encuentra con la viuda y juntas van al departamento. Le ofrece un té e intentan hablar, lo cual era imposible ya que ambas estaban acongojadas y débiles...
 Mientras tanto Axel duerme. Después de un par de horas se despierta tras oír la voz de su amada, lo cual era imposible. Muy exaltado sale de la cama de un salto y se dirige a la sala, corre hacia un enorme sillón rojo que se encontraba a orillas de la chimenea donde ella frecuentemente se sentaba a leer. Se desepciona al ver que esa dulce voz fue obra de su imaginación; se sienta y vuelve a dormirse... esta vez en el sillón de Jennifer.
 En ese entonces Jennifer también dormía, soñabacon Axel. Él soñaba con ella...
 Vestidos de la forma más incomoda y elegante, caminan sostenidos de las manos hacia el fuego; al cual parecían no llegar nunca, cada vez estaba más lejos...
 La viuda la despierta, el teléfono de Axel suena. Ambos despiertan y lloran al descubrir la realidad, al ver que no están juntos...
  Axel sufría graves problemas depresivos por lo cual estaba medicado. No tomo sus medicamentos en toda la semana, Jennifer era lo único en su mente.
 Jennifer y su viaje al extranjero terminaron por causar varios ataques de depresión en Axel. Quien después de un mes retomó el consumo de medicamentos antidepresivos, eso era bueno; lo hubiera sido, en realidad, si no hubiera venido acompañado por una alta cantidad de droga consumida diariamente por Axel. Variadas y toxicas cantidades de todo tipo de drogas se apoderaron de su sistema nervioso.
 Jennifer en cambio logró acostumbrarse a verlo solo en sueños, asumió por fin que lo vería después de todo pero debería esperar un poco más...
 La viuda parecía haberse mejorado. Jennifer igual... Conoció a una mujer, la cual era físicamente perfecta. Se hicieron buenas amigas a lo largo del último mes.
 Llegó el día en que por fin volvería con Axel y no lo soltaría nunca más, eso era lo que creía. Pero al terminar de empacar ese mismo día suena el telefono al cual Jennifer atiende apurada y olle la voz de su nueva amiga. Estaba llorando y le rogaba que valla a visitarla, en serio la necesitaba.
 Jennifer decidió posponer el muy esperado retorno a casa para atender a su amiga...
 Axel cada vez estaba peor, pero Jennifer no lo sabía. Ella creía que él estaba tan sano como lo estaba ella.
 Tras dos semanas de convivir con su amiga, Jennifer comenzó a considerar el hecho de no volver jamás a casa. Se sentía más a gusto de lo debido estando con Emily. Sentía que la amaba, ya no necesitaba de Axel. Pero nadie sabía de esto.
 Hasta que una noche Emily se enferma y necesita aún más a Jennifer de lo que ya lo hacía. Ambas se necesiaban, nada de lo que se consideraba apto saciaba las necesidades que tenían. Nada parecía resolver los asuntos que parecian tener pendientes... Dejandosé llevar por la pasión y olvidandosé por completo de Axel, Jennifer se entrega en cuerpo y alma a la necesidad de placer que sentía acia Emily. Axel ya no importaba, Axel no era nadie...
 Esa misma noche, en ese mismo momento Axel murió, dejando su cuerpo reposado en el sillón de su amada Jennifer, sosteniendo aún ese pañuelo así también como sostenía firme el amor que siempre sintió por ella.
 Al día siguiente Jennifer despierta y ve que se hallaba sola en casa de Emily... Pero notó que en ese espacio vacío que dejó Emily en la cama al largarse de ahí estaba el sobre, ese sobre viejo y maltratado estaba nuevamente con ella, ahora ocupando el lugar de Emily. Muy asustada lo abre y vé que ya no está vacío, tiene una nota de varias hojas. Una nota aparentemente escrita por Axel, contandole detalladamente todo lo que había vivido desde el primer segundo después de que ella partió.
 Llorando desconsoladamente continúa leyendo y vé que no es solo una, son tres. Tres notas escritas por tres personas diferentes... Jennifer, Axel y Emily. Todas contando como fueron sus vidas desde el momento en que Jennifer se fué.
 Tras finalizar de leer, entiende que Emily no era en realidad una persona de carne y huesos. Entiende que Emily solo era una escapatoria para no sentir la ausencia de su amado Axel. Entiende que ambos se volvieron locos, que ambos se necesitaban mutuamente para vivir, y sin estar juntos no podían sobrellevar ningún tipo de situación. Entiende que el cerebro no es quien maneja a los humanos, si no el alma. O mejor dicho, siempre va a haber alguien más que nos maneje, va a haber alguien de quien dependamos para vivir, más de lo que dependemos del mismo corazón, mucho más.
 Tras entender esto y a punto de acabar con su ahora miserable vida, entra Emily a la habitación y vuelve el sentido a la vida de Jennifer. Olvida por completo las razones por las que lloraba, olvida el sobre y las notas, y se entrega nuevamente al placer de un mundo nuevo, donde todo es perfecto. Se entrega a Emily otra vez, se entrega a la locura...

4 comentarios:

NaaRa dijo...

PPPPPPPPPPPPPPOOOOOOOOOOR FFFFFFFINNNNNNNNNN xDD . Extrañaba estas cosas, es genial esto, me lo leí todo . MEENCANTÓ♥.
No seas una Jennifer PORFAVOR xDD


teeeqiero♥

*PANDORA* dijo...

JAJAJAAJA no se que flashe, nada que ver D: jaja nono no soy ninguna jennifer(?) are jajaa te quiero loca gracias por leer :)

Julian dijo...

jaja esta bueno pero... no es un poco infantil osea no digo que sea malo si no que parese un tipico cuento de amor de disney :S en otras palabras la vida no es un cuento :$...

*PANDORA* dijo...

No esta basado en hechos reales, estaba en la costa, sin internet y la netbook al lado. Tenia que sacar algo de todo eso y salio esto... No, no es PARA NADA real, y no traté de que lo fuera tampoco :)

Publicar un comentario